Una familia de Posadas quiso comprar un terreno y le estafaron sus ahorros de toda la vida

Una familia denunció que fue estafada con la venta de un terreno en el barrio Miguel Lanús de Posadas, maniobra dolosa en la que estarían involucrados; un falso asesor jurídico, un reconocido escribano y otras personas.

Ramona Lopetegui y Federico Esquivel – Radio Libertad


Los damnificados, identificado como Edgar Cueva Rojas y Ramona Emilce Elizabeth Lopetegui, presentaron una denuncia en sede policial, donde dejaron constancia de la estafa que le ocasionó la pérdida de 1.230.000 pesos. La familia estafada pagó por la propiedad en dólares y cuando fue a ocupar el terreno, apareció en escena una mujer que dice ser la verdadera dueña del lugar, aunque tampoco está probada su autenticidad como propietaria.

 

En la denuncia, Rojas manifestó que el pasado 5 de agosto tomó conocimiento a través de una conocida red social (Facebook) que se vendía un terreno sobre la calle Soberanía y Eva Perón de Miguel Lanús.

 

 

Con los damnificados se contactó un hombre identificado como Miguel V. (alias Villita), quién dijo ser abogado y representar al supuesto dueño del terreno a vender por una suma de 1.500.000 pesos.

 

Las conversaciones entre los compradores y el supuesto vendedor siguieron “hasta llegar a una conocida Escribanía, donde el escribano avanzó con la transacción y certificó que estaba todo bien con los papeles, a tal punto que se firmó un boleto de compraventa, por 1.200.000 pesos. Además, desde la Escribanía nos cobraron 30.000 pesos para gastos administrativos”, según relató a FM Libertad, Ramona Lopetegui, la mujer damnificada, junto a su esposo y hija.

 

Asimismo, Lopetegui manifestó que “por parte de una supuesta vendedora apareció en la Escribanía otra persona, identificado como Edgardo Daniel J. , quién dijo tener un poder para vender el terreno”. Luego de la firma de boleto de compra venta, los flamantes comprados se dirigieron a su propiedad adquirida y al llegar al lugar, se presentó una vecina que le manifestó que el terreno era de otra persona y se atribuyó ser la dueña del predio.

 

Por su parte, el abogado Federico Esquivel, quién representa a los damnificados, manifestó que tras la denuncia en sede policial “se iniciará una causa penal por estafa y asociación ilícita” y afirmó que desde la Escribanía están ofreciendo a la familia estafada, la entrega de otro terreno, pero ésta, reclama el dinero (los dólares) pagado por la propiedad, producto “de los ahorros de toda su vida”.

 

“El terreno comprado era para su hija y ahora se quedaron sin nada”, remarcó finalmente el letrado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies