El arroyo Capioví está al borde de quedarse sin agua potable y evalúan la declaración de la emergencia hídrica en el municipio de Misiones

La localidad misionera de Capioví decidió imponer medidas para reducir el uso de agua potable ante la drástica situación del arroyo que abastece el suministro. Si en los próximos días la situación continua declararán emergencia hídrica y podrían comenzar a distribuir agua potable por zonas.

 

Rubén Ely- Radioactiva

 

La sequía que afecta a toda la provincia cada vez deja más efectos graves y genera la falta de agua en arroyos y ríos. Esto sucede en el arroyo Capioví y ponen en riesgo inminente el abastecimiento de agua a la población y por eso el municipio emitió un comunicado este domingo con las nuevas medidas a adoptar.

 

“Se prohíbe totalmente a partir del domingo el lavado de vehículos y de veredas, riego de parques, jardines y calles, carga o recarga de piletas de natación de todo tipo. Todo tipo de uso que no sea estrictamente alimentación o higiene personal, también se suspende transitoriamente la realización de nuevas conexiones de agua potable”, informaron en el comunicado.

 

Rubén Ely, gerente de la cooperativa de agua potable de Capioví en declaraciones a Radio Activa confirmó la situación crítica que atraviesan. “Ante la posibilidad de que se distribuya agua solamente en cierto número de horas por días, es muy importante que quienes no lo tengan instalen un tanque de agua domiciliario. La situación es realmente grave y necesitamos del compromiso de todos para reducir el consumo de agua diario y mientras dure esta crisis que se prevé que sea por varios meses”, indicó.

 

“Se solicitó al municipio la declaración de emergencia hídrica, lo cual permitirá aplicar graves sanciones a quienes infrinjan las restricciones mencionadas que sean de diferentes tipo de magnitudes”, aseguró. Solamente puede usarse el recurso natural para cuestiones alimentaria e higiene personal.

 

 

“El lavado de veredas, vehículos, carga de piletas y todas esas cosas están absolutamente prohibidas. Estamos enviando la nota para la declaración de la emergencia hídrica lo cual va a hacer que a partir de una ordenanza se definan las sanciones”, agregó.

 

La sequía para Misiones no promete terminar en el corto plazo y la situación drástica en los caudales de agua viene afectando en las últimas semanas a varias localidades, como Bernardo de Irigoyen  y Cerro Azul, que necesitan de este recurso para abastecer a la población.

 

“Nos abastecemos del arroyo Capioví con 12 horas de bombeo por día y potabilizamos 120 metros cúbicos por hora y esa cantidad llega a un embalse con el cual nos abastecemos. Lo cierto es que el arroyo está perdiendo caudal y tenemos que tomar medidas drásticas. La advertencia de reducir consumos pero algún momento vamos tener que empezar a distribuir agua por zonas mientras la tengamos”, adelantó sobre lo que podría suceder en los próximos meses.

About Author

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies