Metaverso: Nike también quiere vender zapatillas deportivas en el mundo virtual

 

A poco más de un mes que Mark Zuckerberg le mostrara al mundo el metaverso, la denominada «evolución de internet», varias compañías comenzaron a generar diversos negocios en torno a este fructífero universo digital. Nike, por ejemplo, hizo oficial recientemente la adquisición de una startup para crear las primeras zapatillas virtuales.

Nike venderá zapatillas en el metaverso: compra el estudio RTFKT de ropa NFT
Zapatillas deportivas virtuales.

RTFKT (que pronunciado en inglés significa «artefacto») se especializa en la fabricación de productos virtuales, en particular calzado deportivo, y utiliza la tecnología de cadenas de bloques o «blockchain» para garantizar la seguridad y la autenticidad de las compras.

La empresa también recurre a la realidad aumentada y la inteligencia artificial para desarrollar sus productos.

«Nike es la única marca del mundo que comparte nuestra pasión por la innovación, la creatividad y el espíritu comunitario», dijo en un comunicado Benoît Pagotto, uno de los cofundadores de RTFKT.

«Tenemos ansias de agrandar nuestra marca que fue enteramente creada en el metaverso», sostuvo.

Nike compra la compañía de zapatillas virtuales RTFKT | Video
Video de RTFKT.

«Esta adquisición es otro paso que acelera la transformación digital de Nike y nos permite servir a atletas y creadores en la intersección del deporte, la creatividad, los juegos y la cultura», John Donahoe, presidente y CEO de NIKE, Inc.

RTFKT se fundó en 2020, definiéndose como un estudio de sneakers (zapatillas deportivas) de nueva generación y productos coleccionables exclusivos para el metaverso. De hecho, llegaron a vender NFT por valor de 3,2 ETH (más de 12.000 dólares), con una serie de zapatillas al estilo cyberpunk.

Tras confirmarse esta negociación, Nike cuenta con un importante arma a la hora de competir en el metaverso, pudiendo tanto trasladar sus productos al mundo digital, como contar con nuevas colecciones exclusivas en el mismo.

En noviembre, el gigante estadounidense abrió «Nikeland» en la plataforma de juegos de video Roblox, un mundo virtual donde los jugadores pueden vestir a sus personajes con ropa de la marca.

 

Más empresas invierten en el metaverso

Decentraland, uno de los principales proyectos del "metaverso cripto".
Decentraland, uno de los principales proyectos del «metaverso cripto».

El interés de las grandes marcas por el metaverso es cada vez mayor desde que Facebook anunció a fines de octubre que quiere hacer de ese espacio virtual su nuevo proyecto empresarial.

Decentraland está rompiendo récords con nuevas ventas, compañías como Qualcomm también quieren su parte del pastel mediante hardware de realidad aumentada, NVIDIA ya plantea su «omniverso» y el futuro de Apple parece pasar también por el mundo virtual y la realidad aumentada.

 

¿Qué es el metaverso?

El fundador de Second Life advierte a Mark Zuckerberg sobre lo que no debe hacer en su metaverso
Metaverso.

Dar el próximo paso y construir una realidad alternativa en el “metaverso”: esa parece ser la obsesión de Mark Zuckerberg y el futuro de Facebook. El concepto, que no termina de estar del todo claro, implica una especie de doble digital del mundo físico, accesible a través de internet.

Lo cierto es que “metaverso” es un término muy amplio: generalmente se refiere a entornos de mundo virtual compartidos a los que las personas pueden acceder a través de Internet. Y puede referirse a espacios digitales que se vuelven más realistas mediante el uso de realidad virtual (VR) o realidad aumentada (AR).

Algunas personas también usan la palabra metaverso para describir ciertos videojuegos, en los que los usuarios tienen un personaje que puede caminar e interactuar con otros jugadores.

Como sea, hay consenso en que gracias a la realidad virtual y aumentada, el metaverso permitirá multiplicar las interacciones humanas, liberándolas de las restricciones físicas mediante Internet. O al menos eso viene explicando el CEO de una de las compañías más poderosas del mundo, desde hace unos meses.

Para ponerlo en términos concretos, por ejemplo, permitiría bailar en un boliche con personas situadas en ese momento a miles de kilómetros de distancia, y también comprar o vender bienes o servicios digitales, muchos de los cuales aún no han sido inventados.

 

Clarín

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies