La presidente del STJ destacó la baja en el índice de femicidios en Misiones: “Tiene que ver la política pública y el empoderamiento de la mujer”, afirmó

La presidenta del Superior Tribunal de Justicia de Misiones, Rossana Pía Venchiarutti, analizó el informe nacional que ubica a Misiones como la segunda provincia con menos femicidios durante todo el 2021 y atribuyó esa estadística al trabajo del Poder Judicial.

 

“Hubo una disminución importante y que considero que tiene que ver mucho por la política pública y por el empoderamiento que han tenido las mujeres en Misiones. Pero también quiero resaltar que esto tiene que ver también con el trabajo hacen nuestros jueces de violencia y de familia y los jueces penales cuando toman medidas preventivas”, analizó.

 

Venchiarutti indicó que la prevención evita daños mayores por lo que las medias preventivas que son tomadas por los jueces evitan femicidios.

 

“Cuando vos prevenís algo evitas un daño mayor y cuando vos tomas medidas preventivas evitas un femicicio. Tiene mucho que ver con el trabajo realizado que están haciendo los jueces en cada una de las escuelas y por el trabajo de conocimiento y de capacitacion que estamos dando y por todos los elementos y las herramientas que le estamos dando. Yo creo que la justicia tiene mucho que ver en esta baja del índice de femicidios”, insistió.

 

La jueza agregó que también existe un componente de celeridad en la toma de decisiones por parte de los magistrados y en la capacidad de las víctimas de comprender el mensaje. “Si alguien te dice que corres riesgo no podes dudar”, advirtió.

 

En ese sentido, apuntó que existen denuncias anónimas y subrayó que desde el Centro de Capacitación del Poder Judicial insisten con las capacitaciones. “Inclusive en pandemia las denuncias se recibían telefónicamente y eso permite que la gente no se tenga que trasladar, porque aquel que es víctima es vulnerable, le da un poco de temor trasladarse”, concluyó.

 

Un total de 251 femicidios, entre ellos 20 vinculados y 5 trans-travesticidios, fueron cometidos en el país durante el 2021, lo que promedia un crimen con motivos de género cada 35 horas y representa un 13 por ciento menos a la cantidad de casos registrados en el 2020, según un informe del Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina realizado por la Oficina de la Mujer (OM) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN).

El relevamiento hace una segmentación por provincias y ahí se desprende que los femicidios en Misiones en 2021, se ubicaron como la segunda tasa más baja de Argentina, con la menor cifra en seis años, pero principalmente de los últimos dos anteriores (2020 y 2019) cuando estuvo por encima del promedio nacional.

Las tasas de víctimas directas de femicidio por jurisdicción por cada 100.000 mujeres

La tasa de víctimas directas de femicidio en Misiones cada 100.000 mujeres en 2021 fue del 0,16%, como consecuencia de una víctima fatal. Únicamente La Pampa estuvo por debajo al ser la única jurisdicción que no registró femicidios, mientras que el promedio nacional fue 0,99%.

El promedio de Misiones no es un dato menor. La provincia venía desde 2015 con números ascendentes, estando inclusive en 2019 y 2020 por encima del promedio nacional.

En 2020 fuero nueve las víctimas fatales en la Tierra Colorada, un promedio del 1,43%, cuando la media fue del 1, 09%.  En 2019, el promedio en el país fue del 1,10%, pero en Misiones estuvo en 1, 28%.  Los años previos en la provincia cerraron en: 1,13% (2018), 0,82% (2017), 0,66% (2016), 0, 50% (2015) y 1, 53% (2014).

La víctima de 2021

 

El asesinato que ocurrió en Misiones en 2021 y que se investiga como femicidio fue el de Analía Pamela Torres, de 22 años, hallada sin vida el 27 de noviembre en un inquilinato de Oberá.

La víctima era madre de una niña de cinco años. Por el estado de descomposición en el que se halló el cadáver, los forenses no pudieron determinar la causa de muerte, aunque los indicios apuntan a que fue asfixiada.

Analía Pamela Torres fue hallada asesinada en su inquilinato en Oberá en 2021

Por el caso fue detenido una semana después y, luego de escaparse a Brasil, su ex pareja Alejandro Marques Bastos de 21 años, quien fue señalado por la familia de ella desde el primer momento como el principal sospechoso por el crimen de la joven.

Marques de Bastos fue imputado por femicidio y permanece detenido. La investigación está en manos del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá.

Alejandro Marques Bastos se encuentra detenido
El informe a nivel nacional

 

Las cifras del relevamiento de la Corte reflejan una disminución en la cantidad de víctimas de femicidio en comparación con el 2020, año en el que hubo 287 femicidios, entre los que se incluyen 36 vinculados y 6 trans-travesticidios.

Tras conocerse la estadística, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, aseguró que «por primera vez en la historia desde su creación, los números bajaron de un modo significativo: un 13 por ciento en relación al año anterior».

«Se registraron 20 femicidios menos en 2021 en relación a los que se produjeron en 2020. Es la tasa más baja de la historia del registro y, en definitiva, viene un poco a mostrar el impacto que están teniendo las políticas públicas en la materia”, dijo la funcionaria nacional, quien agregó que los datos «son auspiciosos porque demuestran que lo que se necesita es más Estado, más políticas, más presupuesto».

Según la estadística de la Corte, durante el 2021, se registraron 231 femicidios directos, los cuales provocaron que 245 personas quedaran huérfanas -182 son niños, niñas o adolescentes-, mientras que el 62 por ciento (152 casos) de los asesinatos fueron llevados a cabo por la pareja o expareja de la víctima.

Si se tiene en cuenta la modalidad del hecho, el 31 por ciento de las mujeres fueron asesinadas mediante el uso de armas blancas, el 25 por ciento como consecuencia de la utilización de armas de fuego, mientras que el 24 por ciento por la fuerza física de su agresor.

Por otro lado, la estadística de la CSJN destaca que 182 de los 231 femicidios directos se dieron en contexto de violencia doméstica, 20 casos tuvieron lugar en una situación de violencia sexual o de trata de personas, mientras que 3 casos sucedieron en un contexto de discriminación por orientación sexual o de identidad de género.

Dentro de las características principales de las 231 mujeres asesinadas, en lo que refiere al rango etario, 179 tenían entre 18 y 59 años, 32 tenían más de 60 años, mientras que 19 tenían menos de 17 años. Esto evidenció un promedio de edad de 37 años.

En lo que refiere a la interseccionalidad de las víctimas, 12 mujeres asesinadas por femicidio eran migrantes, 7 se encontraban ejerciendo la prostitución, 6 estaban embarazadas, 5 vivían en situación de calle y 4 tenían una discapacidad.

Con relación a los hechos previos de violencia de género, al menos 42 víctimas directas de femicidio habían efectuado denuncias formales contra sus agresores, a la vez que en 81 vínculos se relevaron hechos previos de violencia que surgieron por otros medios a partir de la revisión de las causas judiciales, pero que no habían sido denunciados formalmente.

“En al menos 123 se presentaron hechos previos de violencia de género/doméstica entre la víctima y el sujeto activo de femicidio, esto es, en al menos 1 de cada 2 vínculos donde hubo un femicidio había antecedentes de violencia de género en el año 2021 en Argentina”, precisa el informe.

Con respecto a la conducta de los femicidas tras cometer el crimen, 43 de ellos se suicidaron, mientras que 18 intentaron hacerlo sin éxito.

Además, solamente el 11 de los 240 femicidas tenían antecedentes psiquiátricos.

Otro dato que destaca el informe es que 25 de los imputados formaban parte de una fuerza de seguridad, de los cuales 13 utilizaron sus armas reglamentarias para cometer el hecho.

Por su parte, el relevamiento precisa el 69 por ciento de los 231 casos de femicidio directo (155 hechos), aún se encuentra en investigación, el 13 por ciento (28 casos) están en juicio y el 3 por ciento (7 casos) ya tienen sentencia condenatoria, mientras que el 15 por ciento de las causas (34 casos) fueron archivadas.

En otro aspecto, la Corte contabilizó 20 femicidios vinculados, los cuales son definidos como ”aquellos homicidios cometidos contra una o varias personas, independientemente de su género, a fin de causarle sufrimiento a una mujer cis o a una mujer trans/travesti en un contexto de violencia de género”. De ese total, la mitad (10 casos) de los asesinatos fueron contra los hijos o hijas de la persona a la que se quería violentar.

A nivel general, si se tiene en cuenta solo las cantidades en números absolutos, en el 2021 el 32% de los femicidios directos (73 casos) de Argentina ocurrieron en la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, las provincias con mayor tasa de femicidios directos cada 100.000 mujeres fueron Chaco (2,43), Santiago del Estero (2,22) y Tucumán (2,07).

Al respecto, la tasa de víctimas directas de femicidio cada 100.000 mujeres en Argentina en 2021 fue de 0,99, lo que implica un leve descenso en comparación con los años previos: en 2017 fue de 1,11; en 2018, 1,14; en 2019, 1,11; y en 2020, 1,09.

Para el presente informe, se relevaron 241 causas judiciales, de las cuales en 225 se investigaban femicidios directos y en otras 16 únicamente femicidios vinculados.

About Author

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies