19/05/2024
Radio Libertad 93.7 En Vivo

El Pirá Pytá sumó un equipo de vóley femenino en la categoría +30 y se sumaron a la federación misionera

Arturo Gunzel, profesor y guía de este grupo pionero, comparte con orgullo los detalles de esta emocionante travesía. “Por iniciativa de aproximadamente cinco chicas, hicieron una propuesta a la comisión directiva del club de tener una disciplina de vóley y el club lo tomó muy bien, nos apoyó en todo”, comentó Gunzel, destacando el respaldo fundamental del club para materializar esta iniciativa.

El equipo, conformado inicialmente por un reducido grupo, fue creciendo gradualmente, atrayendo a un total de alrededor de 28 entusiastas jugadoras. “Algunas nunca jugaron al vóley, otras se jugaron la secundaria. Hay que tener en cuenta que son profesionales, mamás, amas de casa y esposas”, sumó el profesor.

Tal vez te interese leer: Puerto Esperanza | Con gran convocatoria, este fin de semana se realizó el torneo de futsal femenino “Juliana Gomez”

Asimismo, la iniciativa que comenzó hace más de 1 año subió un escalafón más en el deporte misionero sumándose a la Federación de Vóleibol de Misiones. “Ahora estamos interviniendo en la Federación, ya tuvimos nuestro primer partido”, señaló Arturo.

A pesar de los desafíos iniciales, el equipo demostró un notable progreso y compromiso, alimentado por el deseo de aprovechar al máximo esta segunda oportunidad de competir. “Tuvimos nuestro primer partido, no ganamos, pero estamos ahí en nuestros primeros inicios, donde planean competir”, añadió Gunzel, con una mirada optimista hacia el futuro.

Con sesiones de entrenamiento programadas los lunes y miércoles de 18:30 a 20 horas en la sede de avenida San Martín. El equipo se prepara diligentemente para los desafíos que les aguardan y continúan con las inscripciones abiertas.

La vuelta al vóley

Muchas de las deportistas ya tenían contacto con el deporte, pero por diferentes razones lo fueron dejando de lado. Esta iniciativa permitió que muchas vuelvan al vóley a la cancha y a las actividades deportivas.

“Jugué mucho cuando era chica, hace 20 años prácticamente lo había dejado, por lo complicado de la maternidad, el trabajo y el deporte. Pero reencontrarme con esta pasión me llena de emoción”, dijo Verónica Derna, jugadora del equipo.

Así también, María Rosa que fue dejando el deporte de lado por sus obligaciones y ahora recobró esa pasión que estaba en espera. “Después de tantos años sin entrenar y jugar, se va perdiendo las técnicas, pero volviendo a jugar estamos recuperando de a poco día a día”, sumó la deportista.

About Author

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies