Panaderos afirman que hay abastecimiento de harina, pero el precio internacional de la materia prima ha subido y podría elevar el costo

El presidente del Centro de Industriales de Panaderos de Misiones, Omar Acosta, descartó que los molinos no estén proveyendo de harina para las panaderías, pero explicó la difícil situación que atraviesa el sector , más aún por el encarecimiento del trigo a nivel mundial que afecta los precios de la harina. Informó que la harina 0000 y la real han escaseado y esto ha elevado el precio también.

Omar Acosta. Radio libertad

 

El presidente del Centro de Industriales de Panaderos de Misiones, Omar Acosta, explicó que cuando se impuso el impuesto del 35% al dólar, los molinos pararon los pedidos por un par de días lo que generó la preocupación de los panaderos del sector.

 

«Aunque el impuesto no les afecta, por un par de días  no tomaron pedidos, pero sí afirmaron que el trigo subió de 160 a 200 dólares, pues el precio es a nivel mundial. Los molinos están aguantando los precios y han aumentado un 5%, luego un 6%, progresivamente», le dijeron.

 

Según Acosta, si el dólar continua en 80 pesos, no se afectarán tanto y desde los molineros afirmaron que están asumiendo los precios y que sí hay disponibilidad.

 

«Me indicaron que lo que está faltando es la harina más blanca la 0000 y la real, explicó que ante la escasez de ese tipo de harina ha incrementado el costo de la harina 000 de 600 a 630 pesos».

 

Incremento de la demanda de harina por menor

 

harina para pan

 

En contexto de pandemia, informaron que la demanda por harina al por menor se elevó. Añadió que en los molinos se vive la poca disponibilidad de harina de mayor calidad (0000 y real).

 

Por ejemplo, según Acosta, antes cuando se molían cinco bolsas de la 000, se sacaban tres de las blanca, ahora se muelen dos y media y solo se sacan 1 de la más blanca. «Lo que notamos es que ha aumentado la venta del menoreo de la harina por kilo. Eso pasó en toda la academia, la gente hacía panes, pizzas, etc.»

 

Programa Ahora pan

 

El titular del Centro de Panaderos destacó el impacto del programa Ahora Pan y su extensión hasta septiembre.

 

«Qué hacemos con el Ahora Pan, pero el convenio es hasta diciembre, pero quedamos en hablar ahora a fines de septiembre. Ahora que vamos para dos años y medio del programa estamos conformes con las acciones de mantener el precio a 90 pesos».

 

Acosta resaltó que a diferencia de Capital y de Tucumán donde el precio del pan ronda de 115 o 120 pesos, según la zona, en Misiones el kilo de pan está 90 pesos y con el programa provincial logran un descuento en ahorro de energía que ayuda a las pymes del sector panificador.

 

Sobre el precio del gas, ante el pedido de la Cámara Argentina de Distribuidores de Gas Licuado (CADIGAS) que aseguró que unas 180 empresas pymes se encuentran en estado terminal, debido a las fuertes pérdidas acumuladas al trabajar con márgenes inferiores a los necesarios, según difundieron en un comunicado y exigieron la necesidad de rediscutir los precios.

 

Acosta señaló que es un tema complejo debido a que el gas es muy caro para ellos.  «Nosotros gastamos en pesos cinco veces más que Buenos aires y la diferencia es mucha. Cuando comento en las reuniones, todos estamos ocupados y preocupados porque ya viene el calor y ahora estamos en un 70% de las ventas».

 

En diálogo con Misiones Online,  Omar Cabral presidente de la Cooperativa de Cooperativas de Gas, Viviendas y Otros Servicios Públicos de Misiones Limitada (Miscoopgas), señaló que urge volver a revisar los precios de la garrafa de gas que se han mantenido iguales desde julio del año pasado y no se ha considerado que los costos de operación se han elevado por la inflación y el alza del dólar. 

 

Acosta se mostró preocupado porque el consumo ya va a bajar por temporada. «Es peligroso para el sector como para otras empresas. Es una preocupación a nivel nacional la situación. Estamos castigados porque incluso nos perjudica. Un paro de 15 días de Salud me bajó la venta en 50% y será difícil recuperar al cliente».

 

 

La Cámara Argentina de Distribuidores de Gas Licuado (CADIGAS) advirtió que, “debido a las fuertes pérdidas acumuladas al estar trabajando con márgenes muy inferiores a los necesarios para cubrir los costos de operación, unas 180 empresas pymes se encuentran en estado terminal, empujadas hacia la quiebra”, y advirtieron sobre “el riesgo inminente de desabastecimiento de un insumo crítico para 10 millones de personas que viven en zonas vulnerables de todo el país”.

En ese sentido, el difícil contexto de pandemia que atraviesa el país y el mundo también afectó las arcas de la cooperativa misionera Miscoopgas, la única de local en el sector.

 

Su titular, Omar Cabral indicó que no fueron exentas de los efectos del parate económico, aunque están considerados como servicios esenciales. Entre las actividades que tuvieron una caída dentro del sector se encuentra la venta de gas a granel puesto que los principales clientes están relacionados con el sector turístico y gastronómico, uno de los que primero paró en cuarentena.

 

«El propano, lo que se carga en las denominadas chanchas o garrafones, se ubican entre nuestros principales ingresos. Nuestros clientes suelen ser los hoteles, restaurantes y ante la inactividad del sector turístico todo eso nos afectó muchísimo», afirmó.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies