hiv

El vocero en Misiones del Frente Nacional por la salud de las personas con VIH, Hernán Vidales, brindó detalles del proyecto de ley que será presentado esta tarde y sostuvo que se trata de una propuesta superadora con perspectiva de género y de derechos humanos. Por otra parte, la ex directora del Programa Provincial VIH/Sida, Andrea Silvero, contó su experiencia al frente del área y sobre los desafíos existentes.


Hernán Vidales, vocero en Misiones del proyecto de la Ley Nacional de respuesta integral al VIH, las Hepatitis Virales, la Tuberculosis y las ITS, se refirió a la presentación de esta propuesta que llegará al Congreso de la Nación por tercera vez. El proyecto fue elevado desde el Frente Nacional por la salud de las personas con VIH, espacio que cofundó.

 

Vidales, quien además es Coordinador Nacional de la Red de Adultos Positivos +30 (RAP+30), indicó en diálogo con Misiones Online que “en 2016 presentamos el primer proyecto y en 2018 lo volvimos a hacer. En un primer momento tuvo dictamen favorable, pero se ‘cajoneó’ porque no hubo voluntad política para tratarlo en comisión”.

 

hiv

 

Para diciembre de 2019, hace casi un año, cae el estado parlamentario del proyecto y es por ello que tomaron la decisión de volver a presentarlo, pero en ese momento fue decretada la pandemia de coronavirus. “La construcción de este proyecto llevó meses de trabajo, asambleas virtuales y la federalización de nuestras voces”, sostuvo.

 

En la elaboración del documento participaron más de 30 organizaciones de la Argentina, quienes lograron dotar a este “proyecto superador” una mejor perspectiva de género y derechos humanos. “Cuenta con un capítulo específico de mujeres y cuerpos gestantes que los otros dos no tenían, además de la eliminación del estigma”, manifestó.

 

Propusimos entonces la creación de un Observatorio Nacional de Estigma y Discrimación por VIH en el cual engloba la participación de las personas con VIH en la toma de decisiones sobre políticas públicas. Apuntamos a la eliminación del estigma en todos los sentidos, no solo en el acceso a la salud sino también a la educación y en lo laboral”, dijo.

 

vih

 

Vidales aseguró que actualmente, como requisito de ingreso en cualquier trabajo, “nos siguen pidiendo un test sin solicitar consentimiento, vulnerando el derecho a la decisión propia. El acceso al trabajo te permite sustentar otros derechos como a alimentarse y tener vivienda, incluso tener obra social”.

 

“Nosotros tenemos que ser partícipes de la creación de políticas públicas que nos favorezcan, independientemente de que ya exista un Comité Técnico-Asesor formado por la sociedad científica. Con esta ley pedimos la incorporación de la sociedad civil porque somos quienes atravesamos la infección y quienes conocemos la realidad”, añadió.

 

Esta tercera presentación del proyecto, que no solo abraza a personas con VIH/Sida sino que también a aquellas con hepatitis virales, incorporaron en esta oportunidad a pacientes con tuberculosis. La presentación de la nueva Ley Nacional de respuesta integral al VIH, las Hepatitis Virales, la Tuberculosis y las ITS será esta tarde a las 13 horas vía Youtube en el canal del Frente Nacional por la salud de las personas con VIH (http://bit.ly/FrenteVIH).


La estigmatización del paciente con VIH y la dificultad en el acceso al trabajo

 

vih

 

María Andrea Silvero Gallardo, quien hasta hace tiempo atrás se desempeñaba como responsable del Programa Provincial VIH/Sida en Misiones, el cual depende del Ministerio de Salud Pública de la Provincia, habló con este medio acerca de los desafíos en el acercamiento de los pacientes al sistema de acceso a la salud pública.

 

En sus comienzos dentro del programa, allá por el año 2013 según precisó, los trabajos se articulaban en conjunto entre el Hospital Dr. Pedro Baliña y el Ministerio de Salud de Misiones, ya que habilitaron un espacio en el nosocomio como consultorio. “Los pacientes pensaban que el único lugar donde iban a ser bien recibidos era ahí”, manifestó.

 

El paciente con sida, explicó, “es aquel que está más grave dentro de la escala de evolución clínica de la enfermedad ya que tiene múltiples comorbilidades y necesita un tratamiento complejo”. Hoy por hoy estos pacientes pueden atenderse en el Hospital Madariaga, que es de nivel lll de alta complejidad y está preparado para atender sus necesidades.

 

 

El Hospital Baliña no es un hospital malo, pero al ser de nivel l no puede ofrecer todo el acceso a la salud que nosotros le podíamos brindar a las personas”, señaló. En ese sentido, destacó el acompañamiento del Estado provincial ante las posibles dificultades que se podían presentar como ser algún faltante de medicamentos.

 

Realmente formamos parte del programa a nivel nacional, pudimos gestionar muchas cosas. Si faltaba algún medicamento, lo veíamos con tiempo así pensábamos con cuál podíamos reemplazarlo. Siempre hubo apertura al diálogo con la Provincia para cualquier cosa que necesitaban los pacientes, consiguiendo lo que hiciera falta”, indicó.

 

vih

Andrea Silvero.

 

Para aquellas personas que tenían alteraciones nutricionales, acotó, también pudieron brindarles un “soporte nutricional” mediante el trabajo articulado con asistentes sociales, gestionando canastas de alimentos: “Había familias numerosas. El tema con el HIV, según lo que experimenté, es la falta de acceso al trabajo”.

 

Silvero Gallardo afirmó que “por ley, no pueden pedirte la serología para VIH pero muchas veces la piden igual. Obviamente que nadie les dice ‘como tenés VIH no podés entrar’, pero de alguna forma las personas sienten que no les pudieron haber llamado por ese motivo. Esa situación les dificulta tener una vida relativamente normal”.

 

vih

 

Enfatizó en que “por eso en su mayoría dependen de sí mismos a través de planes sociales y de la atención que llega desde los organismos nacionales. Por suerte nunca nos faltaron medicamentos, sí hubo discontinuidad en la entrega por cuestiones del laboratorio o por compras que se atrasan. Eran problemas administrativos, no burocráticos”.

 

Las enfermedades de transmisión sexual no inhabilitan a las personas, lo que tiene el HIV es la carga social sobre la persona. La sífilis, por ejemplo, se trata y puede curarse, pero tiene que resolverse en atención primaria de la salud para que luego no tengan que recurrir al programa, ya que no requieren de un tratamiento especializado como el HIV”, apuntó.

 

De ahí la necesidad de fortalecer la atención en todos los niveles de la salud: “En muchos Centros de Atención Primaria de la Salud (Caps) como en el Zaimán y en el barrio A-4 se pueden hacer los test rápidos de VIH. También los hacíamos en la sede del programa, donde testeabamos no solo a los interesados sino también a su pareja o familia si los acompañaban así ya hacíamos todo el rastreo”.

 

vih


 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies