Conocé las claves para prevenir los golpes de calor frente a las altas temperaturas: “El agua debe ser constante para todos”

Golpes de calor

A lo largo de las últimas semanas, en el territorio misionero, se registraron temperaturas que alcanzaron sensaciones térmicas de 39°, lo cual propició los llamados golpes de calor. Al respecto, Iván Pelinski Venchiarutti, médico especialista, brindó consejos a tener en cuenta para identificar y prevenir los mismos, destacando la importancia de hidratarse y evitar la exposición al sol. 

Asimismo, señaló que Posadas es una de las ciudades más calurosas del país y que, durante la temporada de verano, las personas suelen descuidar la hidratación y la exposición al sol. De igual manera, explicó que el golpe de calor se trata de un cuadro frecuente, y sus síntomas son el dolor de cabeza, mareos, somnolencias, e irritación. Cabe señalar que el mismo está asociado con las altas temperaturas y a la falta de hidratación.

En este sentido, el médico comentó que, a través de la prevención, se puede evitar este ciclo, de este modo, indicó que entre las 10 y las 14 los rayos UV y las temperaturas incrementan en gran manera, además del desgaste físico que implica moverse. De igual manera, recomendó cubrirse las partes del cuerpo en las que el sol afecte más, a través de gorras, gafas de sol, vestimenta de colores claros y una hidratación constante. 

También contó que, debido a que en la región se siente un calor húmedo, las personas tienen la sensación de que su cuerpo está humectado, sin embargo, la humedad conlleva a perder más líquido corporal. «El agua es constante para adultos, niños y ancianos, se debe tomar entre 2 y 3 litros», continuó. Asimismo, a fin de recuperar los electrolitos perdidos, recomendó el consumo de aguas con algunos jugos y frutas. En esta misma línea, señaló que las distintas frutas, además de ayudar a la hidratación, aportan vitaminas y minerales. En ese grupo se encuentran la naranja, manzana y la mandarina, entre otras. 

 

Quizá te interese leer: El niño misionero internado en el Garrahan por Leishmaniasis Visceral se encuentra “evolucionando favorablemente”

 

El diagnóstico clínico del golpe de calor y cómo proceder ante un caso 

 

Con respecto a los diagnósticos de los golpes de calor, el médico contó que, generalmente, suelen darse cuando las personas recurren al centro de salud por algún otro malestar. De este modo, teniendo en cuenta otras patologías, el golpe de calor suele ser englobado en las mismas.

Aún así, los síntomas se profundizan tras un determinado tiempo expuesto al sol y sin la debida hidratación. «Siempre que vemos a una persona con dichos síntomas, es importante darle su espacio, que pueda ventilarse, y aflojarle la ropa si ésta impide su respiración», aclaró. 

Igualmente, si la misma no responde a los estímulos provocados y la comunicación se torna compleja, se recomienda la pronta derivación a un centro de salud. Cabe señalar que, ante el dolor de cabeza, la sensación de sequedad en la boca, somnolencia e irritabilidad, no se debe dudar de que se trata de un golpe de calor.  

Para terminar y, con respecto al aporte de la yerba mate a la hidratación, el profesional aseguró que, al ser una bebida diurética, acelera la función del riñón para eliminar el agua. De este modo, recomendó tomar 8 vasos de agua diarios, equivalente a 2 litros. «Se puede aportar otros ingredientes, para que sea más llevadero y aporten vitaminas y minerales», concluyó.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies