Juicio Antonella Bernhardt | Surge del test psicológico del acusado que “presenta una fachada, la imagen que muestra no le corresponde, es manipulador”

juicio Antonella Bernhardt

La sorpresiva solicitud del Ministerio Público Fiscal de ampliar la acusación del encartado, Cristian Daniel Vargas, surge luego de la declaración en la jornada de ayer de la médica que practicó la autopsia al cuerpo de la víctima.

Según el fiscal Martín Rau, el acusado le propinó una serie de golpes a la víctima antes del desenlace fatal, lo que la imposibilitó al defenderse debido a que se encontraba inconsciente al momento del hecho. Por ello, solicitó al Tribunal Penal que se le haga conocer al encartado la nueva acusación para luego solicitar formalmente la agravante por alevosía, sumada al femicidio incorporado anteriormente.

Por su parte, el defensor oficial Mario Ramírez, acusó al fiscal de interpretar parcialmente el relato del perito (Lanzos), específicamente expresó que son conjeturas que toma la Fiscalía. Solicitó una ampliación de indagatoria para su defendido antes del final del debate, lo que se daría en la jornada de mañana viernes.

Para la jornada de hoy, estaban citados los cuatro últimos testigos, además de los padres adoptivos de Antonella, cuyos testimonios serán incorporados por lectura, ya que sus relatos no tendrían relación al hecho que se investiga.

El experimentado médico Juan Antonio Galuppo, explicó las conclusiones de su análisis patológico. Su labor consiste en recibir fragmentos de piel para determinar la herida realizada, en cuanto al hecho, con arma blanca. Esto le permite confirmar las características de la lesión, si son vitales o pos mortem.

Ante la consulta del defensor, sobre si pudiese afirmar o determinar la posición de los cuerpos al momento de la agresión, el profesional mencionó que no hay certezas, pero respecto de la dinámica se pueden plantear hipótesis, por ejemplo si el agresor es diestro o la posición de la herida, pero es necesario complementarlo con otras pruebas como ser testimoniales o análisis del lugar del hecho.

A su turno, el fiscal interrogó al perito en cuanto a la posibilidad de que, en el caso de que la persona estuviese parada al momento de la agresión, si sería probable de que hubiese manchas de sangre en la parte inferior del cuerpo. Su respuesta fue sí.

Estas consultas hacen referencia a la hipótesis que plantea la defensa del acusado en cuanto a una supuesta pelea con la víctima antes del desenlace fatal. Para la Fiscalía, Antonella estaba acostada e indefensa cuando el cuchillo ingresó por su cuello.

Luego, fue el turno de Fernando Daniel Fruet, integrante de la Policía científica, y quien realizó el informe técnico planimétrico. Recordó que una vez que hicieron presentes en el lugar del hecho, se encontraron con el Juez de Instrucción Tres, Fernando Verón y el Comisario Juan Carlos Vázquez, en ese entonces director de pericia de la científica.

Con la autorización del magistrado en turno, procedieron a ingresar al inmueble, cuya puerta de ingreso estaba cerrada con una cinta de peligro al borde del balcón, pero sin llave. Una vez dentro, observaron que se trataba de un departamento de dos ambientes y un baño. Al sector sur, la heladera, anafe, la mesada, y un lavarropas. Al oeste, próximo a la habitación, había una mesa de madera y una silla, con mantel y una jarra transparente con líquido amarillento y un vaso metálico con una bombilla y yerba adentro, es decir lo que comúnmente se conoce como tereré.

Mencionó que el grifo de la canilla del baño estaba abierto y que una vez que ingresaron a la habitación, realizaron una observación, individualización y fijación de los indicios. Una cama contra la pared, a su lado un colchón en forma horizontal, y entre medio, el cuerpo sin vida de una mujer, en posición de cúbito dorsal, con la pierna izquierda extendida y la derecha semiextendida.

La mano izquierda estaba flexionada sobre el abdomen y la derecha estirada por debajo de la cama. Observaron charcos de sangre por debajo del pie izquierdo y de la cabeza del cadáver, además de manchas de sangre en la pared próxima al piso.

Sostuvo que el velador estaba roto, y percibieron fragmentos de madera en cercanías a la cabeza y el pie izquierdo. En el baño, sobre el lavatorio, observaron la presencia de una mancha color escarlata y un cuchillo marca Tramontina de 20 centímetros de longitud, hoja cerrada y mango de madera.

La licenciada Florencia Roldán Delpiano, entrevistó al acusado pocos días después del crimen de Antonella. Explicó que de interés o relevante para el expediente encontró el tipo de vínculo que Vargas tenía con el sexo opuesto, sin advertir dificultad cognitiva o signos que le impidan comprender lo que hacía.

De la entrevista y del resultado de las técnicas gráficas, surgieron cuestiones que hacían a la vida de pareja del encartado, quien hacía hincapié en el rol que cumplía su esposa en su vida. Explicó que era una relación donde había conductas de celos, de control y que eran percibidas desde su interpretación como manifestaciones de cariño, las podía comprender como conductas negativas atribuidas al otro.

Concluyó que, “El sujeto se presenta con una fachada, es decir la imagen que pretende mostrar no corresponde con lo que dice el expediente ni con las técnicas que se realizan. Hablo de indicadores de manipulación. Tenía una relación de poder con el sexo opuesto, la otra persona estaba en una posición accesoria. Estaban dadas de manera egocéntrica, en relación a sus propios intereses”.

Por último, el Licenciado Luciano Iturrieta se explayó sobre su intervención en el expediente, con relación al cotejo de ADN extraído tanto de la víctima como del imputado y el lugar del crimen.

Tras un cuarto intermedio de diez minutos, el Tribunal presidido por Viviana Cukla y compuesto por Gustavo Bernie y Ángel Dejesús Cardozo, determinó que la defensa haga entrega a la secretaría del nombre y número de los archivos (fotos, vídeos y chats) que se pretenda exponer en la jornada del viernes.

Con relación al pedido del defensor sobre la posibilidad de ingresar al Hotmail del imputado, decidieron arbitrar los medios para que la SAIC continúe con la búsqueda de esa posibilidad y si resultara útil, exhibir a las partes el resultado de las mismas.

Cerrada la etapa de testimoniales, mañana viernes se procederá a la ampliación de la declaración de indagatoria al imputado y los alegatos y sentencias se fijaron para el próximo lunes.

Juicio Antonella Bernhardt

About Author

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies